martes, 5 de agosto de 2008

VERANO 2008. VIVO EN UN "FIN DE SEMANA"

Me despierto sudando. Busco con desesperación el mando del aire acondicionado y lo conecto al máximo de su potencia. Son las once de la mañana y aunque aun es temprano decido incorporarme a mi nueva vida playera. Ducha, afeitado, dientes y recorte de pelo inguinal... ¡perfecto!

Salgo de mi cuarto... no veo a nadie. Entro en el cuarto en el que anoche durmieron Leandro y Sara, tambien vacío. Bajo al piso inferior. Nadie en el salón, nadie en la cocina, nadie en el bater... Joder, por una vez que puedo, me gustaria desayunar acompañado. La casa me gusta, grande y cómoda.

Observo por la ventana reflejos azulados de agua de piscina. Seguro que estan desayunando fuera. Salgo... demasiado sol... demasiada humedad... demasiadas horas sin cerveza. Gafas de sol y .. HOSTIAS!!!

Al otro lado de la piscina hay otra casa... enorme!!!... y en su sombra desayunan un buen número de personas. Una se levanta y me hace señas para que vaya... es Sandra.

- Asi que este es vuestro amigo. Dice la que debe ser madre de Leandro..- encantada. Me da dos besos sonoros.

Me presentan al resto. Padre de Leandro. Hermana de Leandro y su marido. Prima de Leandro y su hija postadolescente con su noviete post-adolescente.

- ¿Que quieres para desayunar?..dice la madre haciendo una señal con la mano a una camarera filipina que atiende la mesa.

- Cerveza y pincho de tortilla.

- ¿No tienes calor todo vestido de negro?.- pregunta la hija post-adolescente.

Caigo entonces en la cuenta que sigo con mis pantakas de pitillo negros, mi camiseta negra de Piratas del Caribe y mis zapatos de chupame la punta, tambien negros. He de cambiarme... pero antes la zampa.

La vieja me mira mientras engullo.

- Habrá que buscarte una ocupación mientras estás aqui, para que no te aburras. Dice la viejuna.
- Mama, dejalé tarnquilo, dice Leandro.

- No..no.., digo, tiene razón la abuela... no me gusta estar por el jeto en ningun lao. Podria... ummm... encargarme de los dos perros... La cerveza esta bien fria...

- Bien, responde la viejuna, pero no son dos... hay alguno más.

Dejo de masticar, miro hacia la piscina y veo que hay seis perros al otro lado de una valla blanquisima... y ladran...

- Ademas, es hora de sacarlos. Sonrie la perversa bruja del sur.

Termino. Vuelvo a mi "fin de semana" que asi le llaman al chalet que comparto con Leandro y Sandra. Me pongo una camiseta blanca sin mangas, pantalones cortos y blancos de los que chirlé cuando me hice pasar por monitor de tenis en las canchas de La Elipa. Chanclas de la ducha y antes de salir con los perros pregunto donde esta el mar.

- Siempre hacia abajo, responde Leandro.

- Vaya, como el mundo de las cucarachas, respondo bajito.

Y enciendo un trockolo y el sol se atempera y los perros parecen flotar.

No tengo más cojones que pararme y sonreir.

Creo que va a ser un laaargo mes de agosto... y paseo los perros hacia arriba.

5 comentarios:

Agueda Torrado dijo...

(...)que chirlé cuando me hice pasar por monitor de tenis en las canchas de La Elipa.

Así que eres tú ése que se sacó más de 300 euros por darme unas clases que nunca me dió??

Aira dijo...

Seguro que son mejor los perrunos que la viejuna...

sinsol dijo...

Vaya estan geniales los diarios de verano azul.

Belén dijo...

Nada, acabarás follando con la vieja, ya lo verás ;)

Besicos

Anónimo dijo...

Iba a comentar aqui tambien..pero me parece una mierda tan gorda... ke paso como de comer mierda!!!.. amos no me jodas!!!