martes, 11 de agosto de 2009

VERANO 2009. INVISIBLE ENTRE PLASTICOS

Esto es un trozo de cuento PROGRAMADO...

porque...

Me jode dejar un día vacío sin contar lo que va pasando.

Soy una cucaracha de palabra.

Cuando digo que aguanto el polvo, lo aguanto.

Cuando digo que voy, ya estoy allí.

Cuando digo que será un verano día a día... lo es.

Si estás leyendo esto, es que no he podido ir a un cibercafe para seguir contándote este cuento de verano... porque me encuentre metido en alguno de estos invernaderos... y aqui no hay de eso...


Entre estos enormes invernaderos, existen pequeñas viviendas de hormigón donde viven los que trabajan. Ahora mismo, estaré compartiendo espacio y días y noches y risas y mis trokcolines con otras 9 personas.


Me dicen mis colegas que es así...
pero a pelo y piel... que ahora es verano
y esta foto se hizo con más frio..

Algunos lo llaman "el laberinto del diablo blanco"... traducido de su idioma subsahariano.


La cosa es desaparecer...

Si todo sigue bien.. mañana no habra historia programada...


10 comentarios:

SUFIAN dijo...

No tengo palabras...pero si mucha pena. Maldita esclavitud.

Hortalizas transgénicas, con sabor a nada. Bonitas a la vista para escondernos la verdad de ese mar tenebroso.

Joaquin dijo...

Joder... desde luego... no puede ser. En el siglo 21 y aún con esa explotación... y ellos vienen pensando que esto es el paraíso...
Increíble.

Belén dijo...

Mis cucas guapas... metiendo cera social si señor!

Besicos

GLoRia dijo...

Vivo muy cerca, así que esto aunque no deje de sorprenderme no me pilla de nuevas, visto en fotos da escalofrio, pero en vivo... da miedo.

Besicos

¡coño! dijo...

porque no te dedicas a tirarte a la negra y nos dejas de problemas sociales, joder, que yo estoy en el paro

Jezabel dijo...

Pos alguna vez he pasado por Almería peero esa perspectiva aérea ni la conocía ni la imaginaba, menuda hostia. Gracias cucaracha
Besos

Acadèmia dijo...

mucha gente se está haciendo de oro con esos cultivos infernales
Han pasado de explotados a explotadores.
Los almerienses (y soble todo los del Ejido) son unos hijos de puta.

(O no) dijo...

Jezabel, ¿de verdad que nunca lo habías visto en fotos?
Totalmente soprendida me quedo.
El tema del mar de plástico de Almería no es nada nuevo.
Y penas las justas, no van a pagar justos por pecadores; pero yo he visto a esta gente, que nada más llegar (cuando por desgracia lo tienen que hacer en patera) y mientras la Cruz Roja los atiende, pedir un móvil para llamar a su abogado.
Si vienen con abogado, creo que saben perfectamente a lo que vienen y donde viene; pero como ya dije antes, no puedo meter a todo el mundo en el mismo saco.
Puede que no les den unas viviendas de lujo, son unos simples barracones donde tienen agua, luz y donde prepararse la comida y de explotados y explotadores, ya muy pocos; no es como antes.
El 99,9% de las veces ya llegan con su contrato de trabajo y son los mismos empresarios los que denuncian a los 3 o 4 sinvergüenzas que por desgracia, aún quedan por ahí.

Acadèmia dijo...

Claro, ahora se hacen los buenos
A la fuerza ahorcan
Le han clavado multas a tuti pleni
Y han tenido que soportar casi revoluciones y algaradas y algún muerto.
Pero como ya son ricos, se pueden permitir ir a comprobar los plasticos con Mercedes y BMV
Joder, insisto, de explotado a explotador. Y encima se hacen los buenos chicos,
Venga ya, que el género humano es un saco de falsedad, envidia y explotación.

Cris dijo...

Pues yo no conocía la foto. Y debería conocerla todo el mundo.

Besitos...