viernes, 7 de mayo de 2010

LA MANO LACTEA


Me pierdo en su mano.

La noto aburrida delante de mi. Demasiadas horas de congreso y ponencias. Demasiadas horas sentada. Demasiadas horas de somnolientas historias técnicas. Su pierna izquierda asoma bajo la falda y se mueve frenética arriba y abajo. Con la mano izquierda se hace bucles con el largo cabello oscuro de su melena. En la mano derecha sostiene un baso alargado de plástico con algo de agua dentro.

Es una mano preciosa, de las de enamorarse... de las de follar.

Lentamente, mi imaginación, va transformando el vaso en una polla enorme. Ella la sujeta distraida.

Hace bucles.
Mueve su pierna.
Deja caer la cabeza hacia un lado.
Cierra los ojos.
Apoya el vaso-polla en el reposamanos y lo acaricia arriba y abajo...
arriba y abajo...
arriba y abajo...

La voz del ponente se apaga en la distancia. El mundo se desvanece. Solo queda su mano acariciando mi polla... Alguna gota de prelefa entre su dedo índice y pulgar...

¡Que dedos tan ligeros!... ¡Qué piel mas tersa!... ¡Que muñeca mas amable!

pero...

En un instante la magia se esfuma. La conferencia ha terminado. Aplausos. Ella da un respingón y se despierta.

Cuan efímeros son los momentos que dan vida a la vida...

Ella deja los bucles.
Ella deja de mover freneticamente la pierna.
Ella se recoloca en el asiento.

Y la mano lleva el vaso a su boca... y bebe... El recorrido del agua desde el fondo del recipiente hasta sus labios dura una gratisima eternidad... Su garganta traga...

Ummmmmmmmmmmmmmm.. siiii... asiiii... tragatelo todoooo mi amooorr!!!... ummmmm!!.. todooooooo!!!


5 comentarios:

Belén dijo...

Mmmmm eso si es tener imaginación ;)

Besicos

SUFIAN dijo...

Eso es estar enfermo por follar

Lametones por tol cuerpo

Jezabel dijo...

Cerdi
Besossssss

Hasta los cojones. dijo...

Esto que os voy a contar es real. Estaba yo con unos 18/20 añitos trabajando en un bar a las 8/9 de la mañana cuando me entra una rubia que te cagas con una minifalda de las mini, mini y me pide un vodka con naranja. Por supuesto iba de reenganche. Se sienta en una mesa de la terraza y pone las piernas en alto apuntando sus pies hacia mí… Buff…
Yo, con eso de los calores del verano, me meto en el almacén con el vaso de vodka, me saco mi pene erecto, se lo meto en el vaso, lo remojo en vodka bien fresquito y lo pasó por todo el borde del vaso. Se lo llevo a la mesa con la naranja. Ella se sirve el refresco, se lo lleva a sus carnosos labios rojos y, sacando un poquito la lengua, le da un largo y calido sorbo.
Buuuuuuuuuuuuuuuf…

Abrazos a 9 pollas y esooooooooooooooooooo mis cucas ;)

lisebe dijo...

Que os voy a decir!!!! que no sepais!!

Besosss