miércoles, 13 de octubre de 2010

ENCUENTROS ILUSTRADOS



Nos cruzamos
tres veces
y en ninguna
nos negamos
la mirada.

Paseaba sabiamente acompañada
de un maduro canoso
muy ufano de si mismo
y cultivado.

Él de clásico atuendo.
Chaquetón gris de rector,
pantalon ancho de sabio
y calzado de notario.

Ella, en vaqueros, ajustada.
Segunda piel azulada
que aprieta bien su figura
de Náyade madrileña.

Se sentaron a mi lado
en terraza del Retiro.
El habla de la cultura.
Ella fuma sin parar.

Su mechero no funciona.
Se gira hacia mi mesa:
"¿Me permite, caballero?..
es sólo un poco de fuego..."

"Sírvase, hermosa Alseide
y cuídese de quemaduras
que, aunque poco,
el fuego siempre quema"

El ilustrado consorte
sonríe ingenuo
de mi ingenio
de postín cabaretero.

Ameno conversador
supe ilustrar al marido
de mil cosas de la vida
con cien matices canallas.

Infantil ilustrador,
boceté en la servilleta
su rostro de fumadora
con mi teléfono al dorso.

Ahora Alseide folla en casa
y no quiere de palabras
más de las que ella aulla
cuando mi polla taladra.

Moraleja Cucaracha:

De todo sabía
el sesudo decano
menos de la dueña
de sus labios.


10 comentarios:

Belén dijo...

Oye, igual si lo sabe, pero mira al otro lado!

Besicos

Bolboreteira dijo...

Buena moraleja! :)
Besos

estoliana dijo...

A cada cual lo que se le da bien.

Buen retazo de realidad exquisitamente expresado, je, je.

Esa/s cuca/s!!!!

Anónimo dijo...

MUY INTERESANTE

lisebe dijo...

a cada cual lo que le toca...

Besotes cucas

Anónimo dijo...

ORIGINAL,NO

SUFIAN dijo...

Lo cual no me importaria ser él, el viejo, si os compartiese a los dos; a ti y a ella.

Besazos de otoño.

Jezabel dijo...

Me mola el rollo castellano antiguo,
besos

Simone B dijo...

Para mí que ella era la avanzadilla del viejo para teneros a los dos..tiempo al tiempo;)

Noah dijo...

Uno para que sacie sus vicios materiales y otro para sus mejores vicios, chica lista no tiene que preocuparse por buscar curro.
Me ha gustado lo de las ninfas de cuerpos de agua dulce.