domingo, 10 de octubre de 2010

OCTUBRE

Le gustaría que el otoño trajese olores nuevos al barrio.

Le gustaría que los vientos que azotan las ramas y arrancan las hojas también le arrancaran a él algunos recuerdos de los mejores, "sin buenos recuerdos la vida se llevaría mucho mejor" dice mientras se quita mierda de las uñas. Le gustaría mirar su reflejo en los escaparates sin miedo al zombie que le devuelve la mirada. Le gustaría subir a la azotea como antes y tomar el sol y dar de comer a las palomas " Mejor ya no... , toxoplasmosis". Le gustaría follar como antes, cabalgar noches enteras odiando a las madrugadas. Le gustaría no sentir tanto frío todo el rato. Le gustaría que la palabra xeropositivo fuera positiva o una marca de calzado deportivo.

Le gustaría que el otoño trajese olores nuevos al barrio...


4 comentarios:

estoliana dijo...

... pero, desgraciadamente, estamos hechos de recuerdos, los traemos como lastre hasta esta vida, ¿no es verdad, querido Platón?... Le dijo la sartén al cazo, y éste le respondió: - cierra la ventaña que el puto viento de otoño me desgreña el bisoñé, coño!

Aaainnss!! M'a gustao mucho, como casi todo.

Jezabel dijo...

Los cojones, sin buenos recuerdos no hay motor. Larga vida con condón a los seros que son y están, por los que fueron y ya no están.
Besos

Butterflieswithoutwings dijo...

Pero está tonto o qué? Cómo que no quiere tener buenos recuerdos? Sin ellos todos seriamos mas gilipollas de los que ya estamos.

Los olores nuevos, vendrán solos.

Besazos.

SUFIAN dijo...

Pues cuando quieras yo paso por el barrio que despierto y reparto olores. Recuerdos a mi primera novia punk Maribel, ahora xeropositiva, que con 19 años paseabamos por la calle agarrados de la mano sin importarnos el mundo.