martes, 19 de julio de 2011

ABLAZAME Y CALLA



No quiere sexo oral. Sé de su verguenza de hembra mutilada, castrada, sin clítoris que saborear. No quiere mi boca en su coño sin premio. No quiere mi lengua lejos de la suya y tampoco que mi mano se pierda y busque. Me susurra que le gusta por el culo, que a todos les gusta por su culo, que me deje de tonterias y la de ya por el culo. Asi que soy bueno y obedezco y se la dejo caer dentro. Pero bueno, lo que se dice bueno, solo se ser un rato... Y mientras la cabalgo frente a frente... mi mano se pierde en su boca. Mis dedos en sus dientes. Ella chupa con esos labios enormes y oscuros y granates. Cambio dedos por lengua. La beso tanto, tanto, tanto, tanto y tanto que se deshace y se abandona. Mi mano busca su coño ablatido y pierdo mis uñas en las paredes sin grafitis de su coño. Se que son los besos los que hacen que se corra, el cariño es más poderoso que la mayor de las pollas. Cuando deja de tambalearse, abre los ojos y con suavidad aparta mi mano de su coño y la besa... Intenta disculparse... "la ablacion... hecho cultural... terrible... imposible el placer". Acerco su mano a mi boca y despues la pongo en mi espalda. Mientras me hace dibujos de peces que saltan, acerco mi boca a su oido y murmullo lo que deseo:

- Ablazame y calla...


3 comentarios:

Anele dijo...

éSTA ES MEJOR.
;-)

Carlos Galeon dijo...

¡Joder, qué bien que os lo pasáis!
Un abrazo.

SUFIAN dijo...

Ostiaaaa y no hay nadie que reconstruya clitoris?
¡¡¡que me los pongo hasta en el sobaco¡¡¡¡