jueves, 25 de noviembre de 2021

Palabrillas de cosquillas

Es terrible que
con las mismas palabras
se puedan decir
cosas tan diferentes. 

Un te quiero
que suena a despedida
y a pasiones que se alejan.

Un te quiero
que se hace eco
entre mis muslos 

Un te quiero
inventado e impostado
para frenarte.

Un te quiero
que se dice entre pestañas
sin abrir los labios.

Un te quiero
de juguete
que se guardó en un cajón.

Un te quiero
desde andenes enfrentados
y amanece.

Solo son ruidos
que la voz
esparce.

domingo, 21 de noviembre de 2021

Mañanas Evanescentes

Sé mi aliento en las palabras
que se escapan de mi dientes
al recordarte en tu ausencia
para volver al instante.

Eres sombra y eres mármol
de un paisaje indominante
que se dibuja en el viento
sin olor que provocarme.

Nunca dudé de tu inercia
que acariciaba mis manos
con poderes tilitantes
que siempre me hacían grande.

Ahora busco mi refugio
en las horas de tus días
abandonados de todo.
Solo tú y tu armonía.

El reloj es mi enemigo
que me miente con el tiempo
incrementando mi fuerza
que vencí siempre, perdiendo.

Te miré cuando llegaste,
a distancia, entretenido
sin saber que mi destino
se hizo rueda en tu camino.

Soy tu aliento en las palabras.
Sé mi ser que ahora se duerme.
Cinco minutos son solo
mi eternidad elegida.

domingo, 31 de octubre de 2021

Jalowin o noche de Becker o de difuntos

Noche de difuntos.
Noche de ajos.
Noche de miedo.
Noche de diablos.

Noche de niños.
Noche de trasgos.
Noche de fiesta.
Noche de milagros.

Noche de ánimas.
Noche de lágrimas.
Noche de cadenas.
Noche de castañas.

Noche de silencio
con luna aterrada
al ver a los muertos
bailar entre peñas
de un monte de Soria
arrancando carne
a una noble idiota
que era bien amada
por doliente memo
que se hizo el grande
y murió hace siglos
en la noche helada
de almas ahuyantes
donde yacen juntos
sin querer amarse.

Noche de buen vino.
Noche de murmullos. 
Noche de silencios.
Noche sin ladridos.

Noche de difuntos 
Noche sin calmantes 
Noche que es un cuento.
Noche delirante.


Cascabeles retorcidos

Ya no sonríe
la loca en su rueca
que gira mi vida
sin lana que hacer.

Instante de pausa
que sujeta el día
con hilo de ensueño
ya dejó de crecer.

Silencio doliente
de ganas de alientos
que lento y sombrío
se me aferra bien.

No hay voz en mi boca
que resuene en el viento.

No hay manos que dancen
delante de mis ojos.

No hay poder en mis riñones
que impulsen mi crear.

Todo es silencio.

Llega mi noche.

viernes, 29 de octubre de 2021

Dolor a golpe de Tango

Ahora lucho
contra la erosión
del llanto
y me enfrento 
a mis quebrantos
con el valor
que me brinda
mis ausencias de valor.

Eres dosis de dolor
que acompaña mis mañanas
ahuyentando la razón
que escapó por la ventana
travestida de pasión.

Dolor a golpe de Tango
pa olvidarme de tu olor.
Dolor a golpe de Tango
para no sentir tu voz.
Dolor a golpe de Tango
para vomitar tu amor.
Dolor a golpe de Tango
que me aleja del dolor.

Luces mucho en tus ausencias
que iluminarán a otros
que perdidos por tus besos
se parecerán a mi.

Les harás soñar dichosos
con futuros deliciosos
donde todo sea tu aliento
repitiéndose sin fin.

Acumularás mil muertos
en tu vida delirante
que serán sombras sin almas
que te habrás comido tu.

Seguirás siendo dichosa
mientras el cuerpo te aguante.
Hasta que el Tiempo te haye
y se enamore de ti.

Cuando tus pieles se caigan
y se pierdan tus encantos
y tus pasos por la calle
sean golpes de bastón,
te deseo muchos años
de olvido y de temblor
por las mariposas muertas
que dejaste alrededor.

Dolor a golpe de Tango
pa olvidarme de tu olor.
Dolor a golpe de Tango
para no sentir tu voz.
Dolor a golpe de Tango
para vomitar tu amor.
Dolor a golpe de Tango
que me aleja del dolor.

domingo, 24 de octubre de 2021

El tiempo es un tipo cansado

Oigo acercarse al tiempo
al otro lado de la puerta.
A través de la mirilla
veo como abre su carpeta
y comprueba el número
asociado a mi nombre.

El tiempo lleva gafas
y parece cansado.

Comprueba los números
y al reparar en el mío
se guarda las gafas
en su abrigo de cuero marrón.
Se coloca el cabello 
Se aprieta la corbata.
Carraspea.
Se estira,
suelta el aire
 y se acerca.

Lo noto implacable.

Busca el timbre
y como no tengo,
ha de llamar
golpeando a la puerta.

Es implacable 

Ni pienso abrir
ni el va a dejar de llamar.
Es su trabajo:
Hacerme sentir su presencia
al otro lado.

domingo, 10 de octubre de 2021

Vistas

Desde que llegó la época del hielo
los recuerdos se guardan
en Vistas congeladas
de unidades de memoria
que permiten ser revividas eternamente.

La perfección es tan absoluta
que confundo esos instantes
con los reales y no distingo
los abrazos congelados
de los abrazos helados.

Llego a un hogar
y mientras preparan el banquete
es obligación rememorar
las Vistas que ofrecen
y ver en un tráiler muy azul
la vida de los presentes
para llegar a ser lo que son
y de ese modo
poder conversar con su presente
y no con nuestro pasado compartido.

En otros hogares solo hay Vistas
que se reviven de forma automática
en cada habitación
y guardan los recuerdos eternamente
para todo aquel que tenga tiempo
para verlos.

Pero siempre hace frío
y la nieve nunca cesa.

viernes, 8 de octubre de 2021

Desleerse

Escribir es desleerse.
Es recitarse a uno mismo.

Es recortarse del papel
abandonando la figura al viento
con ansias de belleza
para observar, sin deseo,
como termina cayendo
y manchandose de barro.

Escribir es mancillar
la frescura de la vida
intentando hacer conservas
en hermosos recipientes de cristal
de un producto ya caduco
que ni los cerdos comerían.

Escribir es olvidarse
para traslucirse en huesos y pieles
que despiertan entre mordiscos
y retazos de ansiedad
por el paraíso encontrado.

Es descender a los cielos
y elevarse a los infiernos
de creencias vomitables.

Es ser tú por un instante
sonriendo al otro lado
de un reflejo en la madera,
recordándole a mis dedos
que terminen con un beso.

Kisssss.

miércoles, 6 de octubre de 2021

Mudanzas

La vida son mudanzas
entre lugares inconexos
de cielos diferentes
y olores discapacitados.

El irse constante.
Cada vez
con menos equipaje
y más recuerdos.

Mudarse de personas
como de ropas,
olvidando enseres
en armarios ajenos.

La vida es alejarse
en un continuo
de espacios y tiempos
y besos
en un Big Bang recurrente.

jueves, 30 de septiembre de 2021

Leerme es apagarme

Me enfrento a mi lectura
y siempre pierdo.

Demasiadas aristas
que no me entiendo
y que descubro
en esta ausencia
de rimas
y exceso
de adjetivos.

Al surgir desenfrenadas
como torrentes en primavera,
las dejo ir montaña abajo
y me olvido de sus sonidos
apenas nacen.

Son vacunas para mis ruidos.

Al alejarse notó que llega otra,
y después otra,
y otra más.
Salen de distintas grietas
en mi piedra, casi al azar.

Algunas pasan rápido
mientras otras se quedan más
y me permiten sumergir mis manos
en sus vísceras para deleitarme
con el tacto de su movimiento
apenas iniciado
para después golpearme con fuerza
y correr hacia otros ríos.

A veces me tientan
pieles ajenas,
para leerlas por primera vez
y odio hacerlo.

Leerme es apagarme.

Es mirarse al espejo
que refleja demasiadas caras
que fueron y ya no son
balbuceando miserias
mientras intentan sonreír
o llevar la copa
con incierta elegancia.

La felicidad reclama a la ignorancia
como esposa lésbica
y yo debo ser algo hetero.

sábado, 11 de septiembre de 2021

Cosas que lloran

Es difícil huir
de las cosas que lloran.

Te atenazan con sus anillos,
abrazandote por completo
sin dejar un resquicio
para respirar hacia delante.

Murmullan lindas palabras
suaves y dulces
como los recuerdos
de ventanas abiertas en septiembre.

Te tapan los ojos
con las manos de niña
que te pregunta un quien soy
haciendo que nada más importe.

Te encierran tras las puertas del armario
con todos los disfraces
que fuiste entonces
y que ahora ya no sabes usar.

Es tan difícil huir
de las cosas que lloran!

domingo, 5 de septiembre de 2021

Que si tú, que si yo...

Que si tú,
Que si yo,
Que si tú,
Que si yo,
Que si tú,
Que si yo,
Que si tú,
Que si yo,
Que si tú,
Que si yo,
Que si tú,
Que si yo.

Al final, guapa,
todos morimos.