sábado, 25 de junio de 2022

Ping - Pong

En las guerras
se admite la violación
como destreza.

En la vida
se admite la ilusión
como grillete.

En el amor
se admite la mentira
como rutina.

En la norma
se admite lo caótico
como analizable.

En la muerte
se admite todo
y eso la hace
bella en su entropía.

sábado, 18 de junio de 2022

La locura fermenta

Mi locura fermenta
entre cerveza y certezas
de irracional racionamiento
tumbadas al sol de la tarde
y desnudo de amores
y borracho de vida
y perdido en el tiempo
y soldado a los vientos
que me alejan del tiesto
hacia el mar de mil dudas
donde todo es comienzo.

viernes, 17 de junio de 2022

Permiteme

Permiteme que te idealice
y mantenerte distante,
ajena al ruido
que nace de ambos,
del aleteo de nuestras manos
y del imperioso deseo
de nuestros dientes.

Permíteme que te guarde
entre los pliegues del tiempo
donde la alacena blanca,
esa tan alta
donde solo los gorriones
son capaces de anidar.

Permíteme que te atisbe
como si fueras el alba,
el inicio de mis días,
el esperado retorno
de la miel y las cerezas 

Permíteme que te huela
como hago con el viento,
cerrando los ojos
y apretando los puños.
Llenando mis pulmones
como si fuera el final
y retenerte dentro
hasta que el mareo
me oblige a soltarte.

Permíteme que te refolle
sin la piedad del comienzo,
sin el miedo al deterioro,
sin la locura del tiempo,
sin el tormento de ser consciente,
sin el hambre del lobo.
Con la ansia del lento,
con la furia del sabio,
con la voracidad del mar,
con el placer más paciente.

Permítemelo todo
y ya veré yo
hasta donde lanzar
mis amarras.

domingo, 12 de junio de 2022

H@d@s

Entre los escombros
de recuerdos
que se acumulan
a mi alrededor
habitan hadas
sin sexo definido
ni rostro.

Asoman sus cabecitas
como si fueran dianas
de algún pasatiempo
de tiro al blanco.

Hacen ruidos
mientras escarban
entre los restos
buscando con que alimentarse
cada noche.

Lloran bajito
cuando se tropiezan
con algún recuerdo,
de esos afilados,
que laceran sus pantorrillas.

Rien con sonido de llaves
y hacen aquelarres infantiles
cuando les llega
nuevo material.

Se que me roban
y como urracas incorporeas
atesoran en sus guaridas
los recuerdos más brillantes.

Esos que huelen a mar
y a piel recién lamida.


jueves, 2 de junio de 2022

Vino, palabras, playas y dunas

Empapemos las palabras
que aún no llegaron,
con los restos
de los vinos añejos
que esperan macilentos
a que tu paladar
los abrigue
arrancándolos
de la condena
del fondo de la botella.

Cada trago será un resto
de algún conjunto baldío
de ideas inconexas
que se descorche
en tu cabeza
y al explotar
te inunde
y te robe el tiempo
y la vida,
arrastrándote al abismo
de ese océano enloquecido
donde solo tú genialidad
consigue la muerte
al sedimentarse
en sus playas
formando dunas
de arenas-prosa
donde tumbarme desnudo
para quemarme
en tu sol.


miércoles, 1 de junio de 2022

Solo hay lunes y domingos

He decidido
en mi inmensidad
que por decreto,
en mi vida
solo ha de haber
lunes y domingos.

Los lunes serán los días
en el que el mundo trabaja.

Los domingos serán los demás días.

Con algún sábado, eso sí, para escapar
y verte.

lunes, 30 de mayo de 2022

Jaulas y estorninos

A través de las jaulas
que encierran
la belleza más inocua
y menos delirante,
siento mi cuerpo
cubierto de agostos
que pesan
en una miriada de estorninos
que al amanecer
se posan en mi tejado
y esperan al sol que nace
abandonando mi espíritu
para realizar volúmenes imposibles
en equilibrios entropicos
que mecen mis manos
al ritmo herético
de pasados inviolables
que gimen adolescentes
de esperanzas henchidos
sin máculas de bondades
y sin cerezas.

miércoles, 25 de mayo de 2022

El sueño dentro del sueño

Tengo miedo al sueño
dentro del sueño.
Es una trampa para quedarse.
Es la realidad del otro lado.
Todo se huele, se toca, se siente
Los colores son rotundos.
Los sonidos son como los del ahora.
No siempre ocurre.
Para eso debo soñar solo cosas felices
y diarias, donde duermo entre días o alguien dice de una siesta.
Si eso ocurre y duermo en el sueño,
la sensación al despertarse
es despertarse de verdad.
Aunque allí hay matices que confunden,
como cuando vives en otra cultura o en otro país. 
Veo mi rostro lavarse frente al espejo,
tal vez algo más joven.
Mis manos atan mis cordones,
tal vez algo más envejecidas.
El sol de mayo también es radiante al otro lado.
Se siente bien.
Avanzó en el día con ganas de vida.
Se siente bien.
Saludo a mis conocidos y noto el calor de sus sonrisas.
Se siente bien.
El sabor y aroma del desayuno es casi infantil.
Se siente bien.
Tomo el café en una terraza envuelto en una extrema felicidad.
Se siente bien?
Necesito ir al baño con urgencia, puto café.
Al entrar en baño publico el olor es abrasivo de mierda de días.
Se siente bien?
Todo es tan perfecto que hasta me cuesta elegir entre varios cual es el menos sucio.
Se siente bien?
Entro, cierro la puerta y me giro hacia ella.
Un dibujo realizado con uñas de una ciudad que arde.
De repente sé que estoy al otro lado.
Soñando dentro de un sueño.

He aprendido a salir, pienso.
Solo cierra los ojos, pienso.
Ahora mira hacia arriba, pienso.

Y despierto en mi siesta
del sueño, primero.

Y despierto en mi cama
aún sin sol, casi a la vez 

Estoy realmente despierto ahora?

Es ese el sitio donde van los que olvidan?

Es esa la trampa de la locura?

Es ese el paraíso de la senilidad?

Es el último microsegundo que nos regala nuestra naturaleza, que dura eternamente y que para muchos, justifica una idea de un Dios?

En serio, joder, seguro que estoy despierto?

Y si cierro mis ojos y los levantó ahora?...



miércoles, 4 de mayo de 2022

Ladeo la cabeza

Ladeo la cabeza
para observarte
y el horizonte
gira contigo
y un todo rotando
constriñe el espacio
en ecos rechinantes
que se repiten
posándose,
provocando ecos
que no saben de montañas
y añoran
el humilde sonido
de tus pasos en mi nieve.

viernes, 29 de abril de 2022

Horror Vacui

La llevan en limusina
a la batalla.

Desde su alta torre,
que nunca quiso del todo,
rememora los desayunos
acuáticos y en silencio.

Lo quería todo
cuando todo era imposible.
Cuando soñar era una constante.
Cuando soñar paraba sus minutos.
Cuando soñar era siempre
el preludio de una sonrisa,
un paréntesis necesario
en su ordinaria realidad.

En este horror vacui
de relaciones y socializacion,
de likes y de eventos,
de métricas y fiestas,
de viajes y poses con sonrisas,
de manjares organizados,
de un estímulo por minuto,
de ser personaje lejos de tu persona,
de alabanzas continuas,
de reconocidos abrazos,
de viajar en primera,
de manicura diaria,
de sentir lejano su reflejo,
de no recordar,
de gritar en los baños,
de arañarte los brazos,
de ser siempre bella,
de amores como pastillas,
que compartes como trabajo.

Y el amor-sexo a oscuras,
como antes.


jueves, 28 de abril de 2022

IF

Si yo te preguntara:
Morirías por amor?
Cuál sería tu respuesta.

Ahora que lo pienso,
odiaría cualquiera
de las dos posibilidades 

El sí sería perderte.
Y un no será que nunca sentiste.

Mejor bebamos hasta follar,
y dejémonos de gilipolleces.

sábado, 23 de abril de 2022

Riñones

Me sentaré aquí,
sobre mis riñones
y permitiré a mis décadas
que pasen sobre mí
como espuma de olas
de un mar iracundo.