jueves, 15 de marzo de 2018

OJOS CERRADOS

Ojos cerrados y ruido tras ellos. Paso de abrirlos. Paso. Paso. Paso. No quiero. Zape gato. No me gustan los gatos. Pican los ojos cuando me miran. No pienso abrirlos. Se esta cómodo aqui dentro. Duele ahi fuera?. Jodeos. Hará frio? A los gatos no les gusta el frio. Mi amigo Porrez les acaricia el lomo, ellos levantan el rabo satifechos y él los agarra del inesperado y suave mango y volteándolos sobre su cabeza hasta tres veces los lanza al otro lado de la tapia. El gato maulla y vuelve... seis vidas o cinco. Si los abres me largo!, me grita el placido aroma a burbuja de plumas ultramegablanditas que envuelve mi consciente... quedate sentado hostias!!.. donde vas?... ahi fuera todo es un noes... y subes y bajas y te mareas y le vomitas encimas al repartidor de pizzas tropicales y te caes y duele y te levantas y duele y te emborrachas y duele y besas y duele y te la comen y duele... quedate tontito!... quedate! Quedate!... y su voz tambien se aleja. Y si los abro iré a mear sentado para no caerme y dire buenos dias a esa cara que forman las caprichosas lineas del suelo que viven y que cada dia son distintas. Y mi polla me dirá buenos días y nos amaremos como siempre. No quiero abrirlos. Si los abro arrancaré las puertas de nuevo y no habrá mierda que no mancille con mi espiritu, ni coño que no reviente, ni pollas que no aplaste, ni modismos hilarantes que atraigan mi atención para quemarlos, lacerarlos, ahogarlos, fundirlos, hostiarlos, masticarlos, cagarlos, follarlos... me quedo aqui dentro de mis ojos, con los párpados herméticos de acero... nada sale, nada entra... solo los sonidos,... que cabrones!... se meten bajo mi falda o bajo tu falda mejor... y dibujan las cosas de fuera proyectándolas en la gran pantalla interna de escala de grises sin color que veo sin ver con los ojos bien cerrados.

No quiero abrirlos.

Los gatos siempre vuelven.

Cuatro vidas.

Y las cucarachas....

No hay comentarios: