viernes, 7 de junio de 2019

SE HIZO UN EMAUS Y AHORA FOLLA CON MAS FE

- Me hice un "Emaus" este fin de semana pasado.

Osea, volviste ayer que hoy es lunes, pienso mientras miro como mis dedos indice y anular hacen que caminan sobre su espalda aun caliente como si  fueran los pasos de un tipo aburrido y algo cojo. Joder, me encanta esta espalda.

Podría preguntar que es un Emaus, pero sé que no hace falta. Ella habla y habla y habla de todo y todo el rato. Solo calla mientras folla y como le encanta follar, sus silencios conmigo son prolongados. Pero es correrse, gritarlo y otra vez... hablar y hablar de todo y todo el rato.

- Fue una sorpresa de mi marido por nuestro décimo aniversario de boda. Se lo habían recomendado en sus jornadas de retiro espiritual, esas que hace con sus amigos un par de veces al año y que siempre coinciden con puentes largos y que tan bien intercala entre fines de semana de caza y putas. Y yo en casa, con el resto de mujeres de sus amigos. Todas como yo. Todos como él. 

Para y suspira. Me quita la chusta del porrete de la mano que no camina por su espalda. Se gira panza arriba. Le da una calada estupenda con esos labios que abrazan en vez de besar. Y suelta el humo despacio, hacia el techo, y cierra los ojos. Joder que pestañas, de esas que cuando te miran desde abajo te encojen el culo y el espacio-tiempo. Negras y largas. Me muerdo el labio inferior. Si pudiera le follaría hasta los ojos.

- Yo se que me quiere, pero a su manera. Esa que te enseñan en los colegios privados ultracatólicos, donde te enseñan a adorar a Dios, rezar a la virgen, reverenciar a tu madre, querer a tu esposa y follarse a putas caras o ver como se las follan tus amigos o contratar a otros que follen y tu miras... Por eso se que me quiere, porque no es culpa suya.

Levanta los brazos largos hacia el techo y dibuja formas que no acierto a precisar. Sus manos como pájaros que vuelan y que hace un momento apretaban mis muslos mientras se lo tragaba todo. Baja una lentamente y la otra, más rápida, me da un cachete en mi culo.

- No se puede hablar de lo que se hace allí. Es la norma. Lo que se hace y dice en un Emaus, se queda en el Emaus. La misma idea de una fiesta guarra, o de una noche de polvos al azar o lo que se diría una asesino a otro... Lo que se hace aquí, se queda aquí. Esa sensación de exclusividad clandestina entre personas que viven en zonas residenciales con moreno de club de golf es el pegamento que hace que todo funcione. Todo esta preparado para vaciarte. Todo el mundo se vacía. Se ríe, se llora, se canta, se abraza, se calla, se reza... y cuando estás vacía del todo... utilizan procesos de escultura mental que te rellenan de alegría y de ganas de vivir a su manera. Y sales aturdida y feliz. Y queriendo más de todo y sabiendo que te lo mereces porque Dios en su extrema generosidad así lo quiere.

Se gira hacia el exterior de la cama y me empuja con la mano para que me coloque tras de ella, adaptando mi cuerpo a su cuerpo. Mi pecho en su espalda. Mi polla flácida y cansada junto a sus nalgas. Coloco un brazo bajo su cuello y con el otro la abrazo pegándome como una lapa a la única piedra en medio de un puto océano profundo de la hostia. Dos SS como serpientes consecutivas.

- En el Emaus, primero te juntan y luego te separan. Siempre tuve cierta envidia cuando me enteré que había colegios donde chicos y chicas crecían juntos. A nosotros nos educan separados para que vivamos separados, amemos separados y muramos separados. Sólo nos juntamos para procrear y para la vida social con familia y amigos. Sabemos sonreír así y nos va bien y la cosa perdura. Pues eso, que cuando nos separaron empezó la terapia del amor. Básicamente es como ponerte un espejo delante y desnudar cada capa de emoción y sentimiento ante el.... El es Jesus, Dios.... Te lo aclaro porque un ateo como tu, de esto sabe poco... y te sientes pequeña y miserable...

La achucho con cierto cariño bien entrenado... y habla y habla y habla.... y lo que pasa en el Emaus acaba quedándose también en esta cama. Y mientras me cuenta, pierdo mi nariz en su nuca y esnifo su esencia. Y su aroma golpea mi frente y activa mi polla. Y mientras cuenta sus secretos, chupo mis dos dedos, esos que antes andaban en su espalda caliente, levanto su pierna, le engraso el coño con mi saliva y le meto despacito toda mi polla. Ella calla y se mece. Yo esnifo su espalda y empujo. Ahora confirmo que se mueve distinta. En el primer polvo me lo pareció pero lo achaqué al ímpetu de la urgencia....Más de un mes sin vernos. Pero si.... se mueve distinta... más amplia. Saca mi polla de su coño... lubrica su culo con su saliva y se la mete hasta el estómago. Esto SÍ es nuevo. Y me siento como creyente en el camino de Emaus, empujando y rellenándola de felicidad y de FE. Ya me lo dijo al llamarme... que le había cambiado la vida lo del Emaus. Si todos los cambios han sido como este, le auguro una vida de puta madre.

Se corre... pero ya no lo grita.. otro cambio.

Mola... igual me hago yo también uno... que aturdirse sin química es siempre más sano.


4 comentarios:

Depresiva dijo...

hola. por favor sacarme de la parte esa de vuestro blog que sale a un lado. no es por nada pero nuestras temáticas no son en nada parecidas.
no sé ni lo que es un emaus de esos.
en fin, mucha suerte chicos!

Anónimo dijo...

Esto os suena...
https://www.casadellibro.com/libro-puliendo-costo/9788417721411/9641764

Murmullo cucarachas dijo...

Esa depresivaaaaaaaaaaaaaa....

juas...juas..juas...ahora tienes "tematikas"???... Guauuuuu... ande tas mudao???... A la parte noble de tu subconsciente??? ... amosnorejodas... Golpea tu cabeza libremente contra la puerta de tu lavadora hasta que ese ego se reduzca al tamaño de tu caduco clitoris y estirpatelo con unas tenazas de barbero sacamuelas... Mola tu mierda "tematika" y vamos a seguir deleitandonos con ella... ummmmmmmmmmmmmmmm.., malketepese....


Anonimooooo....

Ese libro es la rehostiaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa... hemos pedido que cuando nos de por meternos bajo tierra en lo que será nuestra autoextinción... nos metan unos cuanto ejemplares para que se pudran con nosotros... y un par de litronas... por si nos da por volver... Comprado está!!!!... Puto Hans... que buenos ratos en la TV aquellaaaaaaaaaaa!!!

Depresiva dijo...

Tranquilos, no tengo lavadora
ni posiblemente clítoris

Mi ego muy bien, gracias

No leería ese libro ni regalado
Es una mierda

Me despido con mi temática amorosa, adiós